Leyenda de la estirge

El estirge es un ser volador de la mitología romana que succiona la sangre para poder sobrevivir. Este ser tiene la forma de un pájaro con alas parecidas a las de un murciélago y los ojos amarillos,con cuatro patas con las que se agarra a sus víctimas y un pico alargado con el que succiona la sangre.

estirge

Leyenda de la estirge

Dice la leyenda que, a no ser que se mate a la estirge, cuando ataca es casi imposible que se despegue del cuerpo de su víctima hasta que termine de succionarle casi toda la sangre, y quienes son atacados por ella pueden morir rápidamente. Las estirges tienen muy buena vista y un buenísimo olfato, por eso les es muy fácil detectar gente a la que atacar.

Quitan mas o menos unos 2 litros de sangre cada vez que atacan, por lo que cuando terminan de succionar están ya bastante hinchadas. Las víctimas suelen perecer en ese momento, sobre todo en los niños y en los seres más pequeños.
Cuando esta termina con su víctima, la Estirge duerme durante días con un sueño muy profundo, este momento lo aprovechan los cazadores para atacarlas y matarlas.
No todos los seres son susceptibles de ser atacados por la Estirge puesto que algunos como los ogros, gigantes… tienen la piel demasiado dura para el gran pico de la Estirge.
Las Estirges tienen ya muy desarrollados el olfato y la infravisión, lo que les permite detectar rápidamente una víctima potencial a la que matar, incluso en la oscuridad son capaces de ver.
Normalmente conviven en colonias que abarcan territorios de hasta tres kilómetros, pero estas colonias son trasladadas de lugar una vez que sea drenada la región.

Ellas son uno de esos animales voladores mas peligros que ha podido haber.

Estos seres la sangre es su mejor bebida líquida con esa sangre se alimenta bien y vuelve a  buscar sangre cada dos o tres días.

Leave a Reply